Red Latinoamericana de activistas gays condena la masacre del Bar “Pulse” de Orlando

GayLatino condena la masacre en el bar gay “Pulse Orlando”, en Florida, Estados Unidos, y se solidariza con las familias de las víctimas y la comunidad LGBTIQ de la región.

El bar “Pulse” de Orlando, un pub nocturno frecuentado por la comunidad LGBTIQ local, se transformó en la sede del peor atentado terrorista en suelo estadounidense tras la caída de las Torres Gemelas en Nueva York.

Hasta el momento, las cifras oficiales indican que 50 personas murieron y otras 53 resultaron heridas, luego de que una persona -por motivos que aún se intentan confirmar- abriera fuego contra las personas que estaban dentro del bar.

“Exigimos a las autoridades del Gobierno de EE.UU que se pongan a disposición y brinden toda la asistencia posible a quienes están investigando esta terrible tragedia”, declaró Esteban Paulón, integrante del Comité Ejecutivo de la Red GayLatino. “Nuestra solidaridad y nuestros pensamientos están con las familias de las víctimas, y con toda la comunidad LGBTIQ de Orlando. Es momento de honrar a quienes murieron y también de exigir a los líderes mundiales que tomen cartas en el asunto. Nos están masacrando. Estos actos de odio no pueden continuar”, finalizó.

“Hace unas semanas, varias personas fueron asesinadas dentro de un bar gay en la Ciudad de Xalapa, México. En la Ciudad de Mar del Plata, Argentina, grupos neonazis destrozaron el bar de un activista gay, a quien luego golpearon brutalmente. Cotidianamente los lugares frecuentados por lesbianas, gays, bisexuales y trans son blanco de amenazas homofóbicas, y ataques contra sus instalaciones”, manifestó Simón Cazal, Secretario General de GayLatino.

Este atentado además, se enmarca en el comienzo del mes del orgullo a nivel mundial.

“La violencia bajo pretexto de orientación sexual, identidad y/o expresión de género de las personas termina muchas veces con muertes y siempre genera mucho sufrimiento. Y más aún debe alarmarnos que en este momento de luto en los medios y las redes sociales sigamos encontrando los siempre presentes comentarios homofóbicos”, destacó Cazal. “El único camino definitivo y de largo plazo para terminar con la violencia es educar y construir sociedades que aprendan a enriquecerse con la diversidad, lo que incluye acciones decididas de los Estados hacia adentro y en el marco de la Comunidad Internacional para garantizar el ejercicio pleno e igualitario de sus derechos humanos a todas las personas LGBTIQ”, finalizó.

Finalmente, Carlos García de León, integrante del Comité Ejecutivo de GayLatino, destacó: “El extremismo religioso ha identificado a la comunidad LGBTIQ como a uno de sus enemigos, poniendo a millones de personas en riesgo solo por ser quienes son. Es responsabilidad de los Estados velar por la integridad de sus ciudadanos y ciudadanas sin importar cual sea su orientación sexual, identidad de género o expresión. Necesitamos acuerdos locales, nacionales e internacionales que protejan a gays, lesbianas, bisexuales y trans de la violencia y los crímenes de odio, sin olvidar que la represión policial y la violencia institucional son también responsables de la violencia sufrida por nuestra comunidad”.

Las muertes por violencia debida al uso de armas de fuego ya han causado 5800 muertes en Estados Unidos en lo que va de 2016. GayLatino se une al llamado de organizaciones estadounidenses para que se regule el uso de armas de fuego en ese país y disminuyan así las muertes causadas por esta epidemia de violencia por armas de fuego.

Síguenos en las redes sociales